Ir al inicio
Quiénes somos y contactos

#Seguridad: 10 cosas que jamás deberías hacer mientras navegas en #Internet

Seamos sinceros, todos los que tenemos información en Internet somos potenciales blancos de los ciberdelincuentes. Esto incluye desde el joven que abre su primer cuenta de correo electrónico hasta la empresa que ha trabajado más de 20 años en su interfaz web.
Si bien existen individuos que tienen una mayor probabilidad de ser atacados,nunca está de más ‘cuidarnos en salud’ y evitar los errores evidentes, pero que se siguen cometiendo en el entorno digital.
Rafael Castro, ingeniero electrónico y docente investigador en la Universidad Minuto de Dios en el programa Tecnología en Gestión de Seguridad de Redes de Computadores, recuerda 10 errores que jamás debería cometer mientras navega en Internet y que, aunque suenen simples, registros demuestran que muchas personas siguen cayendo:

1. No comparta sus contraseñas

Parece un poco tonto decirlo, pero es común que, desde el ambiente personal hasta en el profesional, en un momento de afán le dé la contraseña de su computador, el celular o algún dispositivo privado a alguien.
Nuestras contraseñas son una extensión de nuestra privacidad y no está de más desconfiar. Si ya le dio sus claves a alguien, salga corriendo a cambiarlas.

2. Deje de aceptar solicitudes de amistad de extraños

No acepte o envíe solicitud de amistad o seguimiento en sus redes sociales a cualquier desconocido, tómese el tiempo de verificar quienes realmente merecen su ‘ciberamistad’.
De paso, disminuye la cantidad de malos memes o contenido basura que le muestra el algoritmo.

3. Pilas con los correos electrónicos

No abra correos electrónicos de remitentes desconocidos o aquellos que, a pesar de pertenecer a conocidos, despierten cierta desconfianza, tenga escritos con mala ortografía o provengan de dominios extraños.
Evite autenticarse con sus usuarios y contraseñas en los links externos a los que sea remitido.

4. Deje la pereza de configurar la privacidad de sus redes

Lea las configuraciones de seguridad y privacidad de sus correos electrónicos y redes sociales.
Configure ambas características a su gusto y cuando vea que sus datos están comprometidos, no dude en robustecerlas un poco. Es saludable cambiar eventualmente las contraseñas.

5. No publique estos datos

No publique datos como su número de cédula, fecha de expedición, números de sus tarjetas o relaciones con entidades financieras.
Aplica llenando formularios o en fotos descuidadas como la de un carnet o certificados donde pueden ser leídos por personas mal intencionadas.
Muchos de estos datos se utilizan para verificar la identidad de los usuarios en varios tipos de servicios y pueden ser usados de manera fraudulenta.

6. Pilas con las ofertas

No se deje echar cuentos chinos por sus redes con jugosas ofertas por parte de conocidos o desconocidos, verifique en cuanto pueda la información de proveedores, vendedores, de las ‘ciberconquistas’ y demás.
Ya sabe, bueno y barato no caben en un zapato y pecar por ingenuo jamás será buen negocio.

7. Estas no pueden ser sus contraseñas

Utilice contraseñas que realmente protejan sus cuentas. Un nombre y una fecha no siempre son la mejor opción.
Si busca textos tipo ‘Cómo crear una contraseña segura y tener una cuenta más protegida’ en Google, podrá encontrar tips para la creación de claves efectivas y seguras.

8. ¿Para qué igual si diferente es mejor?

No use la misma contraseña para todas sus cuentas; aunque ayuda a su memoria, no lo a su seguridad en la web. Créanos.

9. Actualice, toca estar al día

Mantenga actualizados sus sistemas operativos, tanto en sus computadoras personales como en sus celulares y dispositivos IoT.

10. No sea ingenuo

Haga de la precaución un estilo de vida, que la curiosidad no lo termine llevando a navegar en sitios web que lo pueden dejar en la calle.