Ir al inicio
Quiénes somos y contactos

LA SÚPER COMPUTADORA #WATSON ANALIZA A LOS AMORES DE PEÑA NIETO Y TRUMP #MEXICO (ANALISIS)



El diario The Washington Post reveló este jueves la transcripción de una llamada telefónica que sostuvieron los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump el 27 de enero pasado, una semana después de que el republicano llegara a la Casa Blanca. (Puedes leer la traducción completa al español hecha por el equipo de Expansión).
La llamada duró en total 13 minutos, y Peña habló en español mediante un intérprete, según la filtración al diario estadounidense. Ambos mandatarios hablaron de la relación bilateral, el muro y las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Expansión analizó la conversación entre los mandatarios con la supercomputadora de inteligencia artificial Watson, de IBM, para realizar un análisis de lo que revelan sus elecciones de palabras (3,585 de Trump y 1,869 de Peña). Es necesario recordar que el sistema utilizado tan solo toma en cuenta el lenguaje, no tonos, contextos, ni ningún otro tipo de característica, aunque Watson sí puede proveer de estos análisis.

DONALD TRUMP, UN SENTIMENTAL

Watson evalúa su discurso asegurando que el estadounidense es “analítico particular y sentimental”. El sistema le considera una persona abierta a las nuevas ideas, con deseos de explorarlas. Además, en esta conversación muestra un temperamento amable, por lo que es difícil que se enoje.


Al hacer un análisis más detallado, Watson considera que Trump tiene una gran apertura a experiencias y tiene una certeza del 99% de que cuenta con un intelecto fuerte, aunque con poca o nada de imaginación.
Lo califica como alguien con un alto sentido de la responsabilidad y una gran necesidad de éxito. Aunque carece de disciplina hacia los demás, y tiene una certeza de 93% de que es es estricto en cuanto a la autodisciplina.
Si bien no le considera extrovertido, sí tiene una alta seguridad en sí mismo, pero niveles extremadamente bajos en emocionalidad (3%) y sociabilidad (19%). Sus niveles más altos vienen en intransigencia (98%) y compasión (96%), y en la conversación con Peña da señales de cooperación, pero poca confianza.
Watson percibe un bajo rango emocional. En ninguna de las categorías que evalúa: vehemencia, tendencia a la preocupación, melancolía, desmesura, timidez o susceptibilidad a la tensión, el programa tiene más de 23% de certeza en que presente estas emociones.
Las necesidades más fuertes que Trump demostró en la llamada son curiosidad, estructura, y desafíos, mientras que las más bajas fueron amor, practicidad y armonía.
Ninguno de los valores que evalúa el sistema (conservación, apertura al cambio, hedonismo, superación personal y autotrascendencia), tuvieron una calificación mayor al 36%, lo que significa que Watson no tiene certeza sobre la perspectiva del presidente estadounidense.

ENRIQUE PEÑA NIETO, UN COMPASIVO

Su intelecto y desafío a la autoridad son altos, al igual que la apertura a nuevas experiencias y los intereses artísticos. Aunque supera a Trump en imaginación, Watson tiene una certeza solo del 17% de que esta sea una característica de Peña Nieto.
El mexicano reflejó en su conversación un alto sentido de la responsabilidad, una gran necesidad de éxito, y una proclividad hacia la obediencia.
Watson también percibe un bajo rango emocional. En ninguna de las categorías que evalúa: vehemencia, tendencia a la preocupación, melancolía, desmesura, timidez o susceptibilidad a la tensión, el programa tiene más de 17% de certeza en que presente estas emociones.
Las necesidades más fuertes que Trump demostró en la llamada son curiosidad, estructura, y estabilidad, mientras que las más bajas fueron amor, practicidad y entusiasmo.