Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Scarlet Ortiz se reencontró con sus raíces



Para Scarlet Ortiz, regresar a Venezuela tras 12 años trabajando en el extranjero para protagonizar la telenovela Dulce amargo le permitió reencontrarse con sus raíces.

Ha sido una experiencia buena e interesante porque me ha permitido reencontrarme con mi familia, amigos, mi comida; que mi hija comparta con sus abuelos y que conozca las raíces de sus padres”, comentó la actriz en una entrevista con la agencia EFE". 

El dramático, una adaptación de la escritora venezolana Iris Dubs de la original chilena Los treinta, fue transmitido en el país por Televen, reportándole gran éxito de rating al canal al imponerse, en el horario de las 9 pm, a las producciones de Venevisión.

"Dulce amargo no es una novela rosa típica, sino es una historia bastante de ruptura, porque Mariana (su personaje) atraviesa por un conflicto personal muy fuerte", dijo la actriz de la producción, a cargo de la venezolana Televen en alianza con Cadena Tres y distribuida por Telemundo, y que ahora iniciará transmisiones en México.

Ortiz interpreta a Mariana Wilhem, una especialista en emergencias casada y madre de un niño de 6 años, a quienes abandona el día de su séptimo aniversario. 

Conocida internacionalmente por producciones como Amas de casa desesperadas, la adaptación en español de la exitosa Desperate Housewives y Todos quieren con Marilyn, ha trabajado en varios países latinoamericanos en los últimos años. En México, gran centro del melodrama latinoamericano, protagonizó en 2011 Rafaela, una adaptación de la telenovela venezolana homónima de 1977.

"Mi centro siempre ha sido Miami y he estado haciendo telenovelas en México, Perú, República Dominicana, Colombia, Argentina y Ecuador", añadió Ortiz, casada con el también actor venezolano Yul Burkle y con quien tiene una hija: Bárbara.