Ir al inicio
Quiénes somos y contactos

Donald Trump planea que la #NASA deje de financiar a la #ISS en 2025

El Gobierno de Donald Trump baraja la idea de dejar de aportar dinero a la Estación Espacial Internacional a partir de 2025, según informa The Verge. El hipotético corte de financiación por parte de la NASA recuerda que el final del ambicioso programa de exploración espacial está cerca, después de haber estado en órbita desde hace veinte años.
El borrador al que ha tenido acceso el medio digital norteamericano podría cambiar antes del 12 de febrero, cuando está previsto que este presupuesto se haga público.The Verge, sin embargo, puntualiza que dos fuentes del Gobierno de Donald Trump han confirmado que la directriz se mantendrá en el documento final, que tendrá que ser aprobado por el Congreso de Estados Unidos. A pesar de que estaba previsto que la ISS se jubilara en torno a esas fechas, los planes republicanos mandarían un potente mensaje a las compañías con las que colabora la NASA, dejando caer que en ningún caso EE.UU. apoyaría a priori una hipotética extensión del programa de exploración espacial.  
La Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) fue lanzada el 20 de noviembre de 1998. Su puesta en órbita marcó un hito en la historia de la exploración espacial, al tratarse de una iniciativa internacional apoyada por la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y sus homólogas rusa, japonesa, canadiense, brasileña e italiana. Anualmente la inversión de EE.UU. en la ISS supera los 87.000 millones de dólares, de los que la NASA aporta entre 3.000 y 4.000 millones de dólares. Una financiación económica que ha permitido realizar experimentos al sector público y privado en condiciones de microgravedad, además de estudiar la influencia de estas condiciones en los seres humanos.
El final de la ISS estaba previsto inicialmente para 2024, una fecha en la que se había estimado que la estación comenzaría a quedarse obsoleta tras permanecer dos décadas orbitando alrededor de la Tierra. Sin embargo, ante la ausencia de planes alternativos, se había barajado la posibilidad de extender la vida útil de la ISS hasta 2028. Esta remota opción queda ahora en el aire si la idea de Trump de cortar la financiación de la NASA sale adelante, ya que en ese caso es probable que el resto de agencias espaciales decidieran dejar de aportar dinero a la Estación Espacial Internacional en las mismas fechas. Otra incógnita clave es saber qué ocurrirá entonces y si habrá un nuevo proyecto —público, privado o mixto— que reemplace la labor que la ISS realiza en el espacio.