Ir al inicio
Quiénes somos y contactos

La 'media luna' de #Venezuela que predijo Chávez prende las alarmas del separatismo (Video y Analisis)

Las elecciones regionales que Venezuela celebró el pasado 15 de octubre y dieron una "victoria tajante" al chavismo revivieron el debate sobre una vieja denuncia formulada en 2008 por el difunto presidente de ese país, Hugo Chávez.
En estos comicios, el chavismo obtuvo 18 de las 23 gobernaciones en disputa, mientras que la oposición consiguió victorias electorales en los estados Zulia, Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, una isla que mira al Caribe.


En el programa 'Aló Presidente' número 310 que grabó el 4 de mayo de 2008, el fallecido mandatario dio por cierto un plan que, partiendo de victorias electorales de la oposición, serviría para unir varios estados de Venezuela y crear un territorio independiente.
Entonces, Chávez habló de la 'media luna venezolana' (3:03:39 en el video), en referencia al movimiento separatista boliviano que, ese mismo año, pretendió dividir la nación gobernada por Evo Morales.

La 'media luna' sobre el mapa

Lápiz en mano, Hugo Chávez dibujó sobre un mapa de Venezuela esa presunta emulación de "separatismo a lo Bolivia, a lo Kosovo", un plan para "ganar territorio estratégico en las elecciones [regionales]".
En ese momento, Chávez especuló que la oposición apuntaba a controlar políticamente los estados Zulia, Táchira, Mérida, Barinas y Apure, "territorios continuos" que forman una especie de media luna pegada a la frontera venezolana con Colombia y en la que intentaría "levantar un movimiento secesionista, golpista, desestabilizador".
Quien fue presidente de Venezuela no dudó en señalar que esos opositores no actuaban solos, sino que contaban con el apoyo de Estados Unidos.

Misma receta que en Oriente Medio

El historiador y académico Luis Prieto, residente en Zulia, explicó a RT que ese plan de Washington no es novedoso, sino que "se trata de la misma estrategia" que desarrolla en Oriente Medio "para hacerse no solo con el gas y el petróleo", sino también con "un puerto en Siria frente al Mediterráneo".
Para este estudioso, se trata de un viejo plan de la oligarquía colombiana —cuyos orígenes se remontan a 1543— que, en el devenir histórico, consiguió que se sumaran los intereses estadounidenses por las riquezas naturales en juego. 
"El objetivo final de una república independiente de Caracas y Bogotá es darle salida al carbón colombiano, calculado en 6.648 toneladas métricas, a través del lago de Maracaibo para consumo de EE.UU.", apunta este académico. 
Juan Pablo Guanipa, gobernador electo del estado Zulia, deposita su voto, Venezuela, 15 de octubre de 2017 / Isaac Urrutia / Reuters
A eso, hay que agregar la pretensión histórica de EE.UU. sobre recursos importantes para su modelo de desarrollo que se encuentran en esta región binacional, indica Prieto.
Solo del lado venezolano "se ubican 26.000 millones de barriles de petróleo certificados: una cantidad superior a todo el petróleo que poseen juntos México, Colombia, Ecuador y Argentina. También desean disponer de 543.000 millones de barriles de petróleo (aún por certificar) en el golfo de Venezuela y, al menos, 18.000 trillones de pies cúbicos de gas", detalla el académico zuliano.
En el caso colombiano, Luis Prieto opina que "la idea secesionista y la constitución de un estado paralelo que le otorgue una salida al mar Caribe por el lago de Maracaibo —y, por ende, una conexión comercial directa con el este de EE.UU. y Europa— ha sido, más que una obsesión, una necesidad geopolítica".

Mirando al exterior

En Táchira, otro estado fronterizo también ganado por la oposición, el politólogo Luis Díaz explica a RT que este proyecto supone mucho más que un asunto de gobernaciones. 
"No es un problema regional, se trata de las amenazas queintereses trasnacionales han hecho al país y que persiguen debilitar al Estado nación", indica este experto.
Por esa razón, Díaz no cree casual que las cinco gobernaciones que perdió el chavismo sean justo "aquellas que tienen relación directa con el exterior y donde hay profundo movimiento económico".
La 'media luna venezolana' comparte 2.219 kilómetros de frontera con Colombia, en una "continuidad geográfica que abarca al nororiente colombiano y al sur occidente venezolano", precisa este especialista.

Dos modelos

Para el politólogo, ese límite evidencia la confrontación de dos modelos políticos distintos: "Del lado venezolano destaca una gran protección por parte del Estado, mientras que del lado colombiano reina el neoliberalismo".
Luis Díaz asegura que esa dinámica solo puede entenderse si se analiza "como un fenómeno de economía política y no de geopolítica. Allí, el principal elemento de manipulación sobre la economía venezolana es el contrabando de combustible hacia Colombia".
Varias personas cruzan el puente Simon Bolivar que une Venezuela con Colombia en San Antonio del Táchira / Carlos Eduardo Ramirez / Reuters
El segundo elemento es que Colombia es el primer productor de hoja de coca de mundo, "por lo que en la frontera deambulan narcotraficantes y contrabandistas que operan para lavar grandes sumas de capital", considera Díaz.
Entonces, cuando se comprende que la economía es la base de todas las relaciones en la frontera, "incluyendo al poder político", se puede "entender el resultado adverso al chavismo en esos estados", asevera este analista.

Advertencia

Las miradas políticas del "día después" de la elección regional están puestas sobre los opositores que gobiernan la 'media luna'; con excepción del estado Apure, ganado por el chavismo.
Tras conocerse los resultados oficiales, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lanzó una advertencia a los gobernadores electos con votos opositores: "Aquel que se pase de la raya —que cometa actos ilegales— le caerá todo el peso de la Justicia. No aceptaré gobernadores 'guarimberos'".
Los mandatarios de esas regiones tienen mandato constitucional por cuatro años. ¿Volverán las amenazas secesionistas a Venezuela?
En 2008, el propio Hugo Chávez consideró que depende de la Revolución bolivariana mantener la integridad del territorio de Venezuela: "De que esto ocurra o no ocurra, compatriotas, camaradas, hombres, mujeres de mi patria, depende de lo que hagamos o no hagamos hoy, ahora, todos los días".
Ernesto J. Navarro