Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Cómo los #mexicanos pagan los #viajes del presidente Peña Nieto al extranjero / #Vuelos #Avion #Mexico

Estados Unidos encabeza la lista de destinos, con una decena de visitas durante la pasada administración de Barack Obama. Con Donald Trump, su primer viaje programado para el 31 de enero de este año se canceló, luego de que el presidente estadounidense dijera en su cuenta de Twitter que la reunión sería inútil si Peña se negaba a pagar la construcción del muro fronterizo.
El segundo país recurrente es Colombia, a donde ha ido en seis ocasiones. Le siguen Perú, con cuatro visitas; y Chile, Panamá, China y Cuba, con tres, respectivamente.
En total, Peña ha asistido a 37 países como parte de su labor diplomática para "defender" y "promocionar el interés nacional en el exterior". Sin embargo, sus viajes no siempre cumplen con esos principios.
Ejemplo de ello son los dos que ha realizado al Vaticano, que de plano rayan en un interés turístico. La primera visita a ese Estado, entre el 17 y el 20 de marzo de 2013, fue para que el presidente, en compañía de su cónyuge Angélica Rivera, participara en la ceremonia del inicio del pontificado del Papa Francisco, a pesar de que México es un Estado laico.
En la segunda ocasión, Peña aprovechó una gira por Portugal y España ocurrida entre el 3 y el 11 de junio de 2014. Su "justificación" para arribar el 9 de junio a la llamada Santa Sede fue "dar continuidad al diálogo político de alto nivel y refrendar los vínculos de colaboración con un actor internacional con amplia influencia en el ámbito multilateral", refiere el análisis Viajes oficiales del C. Enrique Peña Nieto, presidente de los Estados Unidos Mexicanos (del 1 de diciembre de 2012 al 30 de junio de 2017), elaborado por la Dirección de Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados.


El presidente mexicano Enrique Peña Nieto, el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el entonces presidente estadounidense Barack Obama en la Cumbre de Líderes Norteamericanos en Ottawa (Canadá), el 29 de junio de 2016. / Chris Wattie / Reuters
Del estudio se desprende que esa vez Peña sostuvo un encuentro privado con el Papa, del cual sólo informó que había invitado al pontífice a visitar México.
Otro viaje cuestionable es el de junio pasado a Guatemala, en el contexto de la extradición del político Javier Duarte de Ochoa, capturado en el vecino país. Al exgobernador de Veracruz y exmiembro del Partido Revolucionario Institucional –el mismo partido de Peña– ya se le procesa en México por actos de corrupción.
Según la Presidencia, aquella visita al vapor fue para "atender la invitación formal que le hiciera el mandatario guatemalteco [Jimmy Morales] el 2 de enero de 2017, y la cual le fue reiterada en el marco de la XVI Cumbre del Mecanismo de Tuxtla".
El problema con estos viajes no sólo radica en los intereses verdaderos que los motivan, sino también en que los mexicanos acabamos pagando traslado, alimentación y hospedaje de Peña, de su enorme familia y hasta de sus amigos.
Nancy Flores