Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Esta fue la seria amenaza del hermano de Pablo Escobar a los productores de “Narcos” #series #TV #Colombia

Roberto De Jesus Escobar Gaviria, hermano mayor del narcotraficante Pablo Escobar, hoy de 71 años exigió a Netflix un superlativo pago de mil millones de dólares al considerarse el dueño de los derechos de imagen de su hermano, ex líder del Cártel de Medellín.
“Si no recibimos el pago, cerraremos su pequeño show”, advirtió. Posteriormente, continuó con un tono más amenazador: “Yo no juego con esta gente de Sillicon Valley. Ellos tienen sus teléfonos y sus productos bonitos, pero no saben de la vida y nunca se atreverían a sobrevivir en la selva de Medellín o Colombia. Yo he hecho eso. Sus madres deberían haberlos dejado en el vientre. Eso es lo que le decimos a gente como esta si viene a Colombia”.
Además, indicó que no quiere que Netflix u otras productoras graben películas en Medellín o Colombia sobre su hermano sin su autorización. “Es muy peligroso, especialmente sin nuestro permiso. Este es mi país“, espetó.
El colombiano, también se refirió a la reciente muerte de un productor de la serie, cuando buscaba locaciones para la grabación de la tercera temporada en México.
“Necesitas eliminar todas las amenazas. Si no tienes inteligencia, debes usar armas. En este caso, Netflix debió poner sicarios a su gente como seguridad“, recomendó.
Gaviria recordó una anécdota con su hermano cuando estaba siendo perseguido por la policía en plena selva. “Yo tenía una bolsa con USD 2 millones. El Ejército estaba buscándonos y, de repente, nos están disparando. Pablo y yo, junto con unos agentes de seguridad, empezamos a correr hacia un canal de agua y nadamos. Todo fue hecho sin armas”, contó, destacando la importancia de conocer el terreno.
Escobar fue consultado por los errores o aciertos de la serie, pero respondió con una evasiva y una misteriosa opinión. “Yo no discuto la muerte de mi hermano. Algunos dicen que murió. Para mí, sigue vivo”. No obstante, el hijo del capo narco, Sebastián Marroquín, lo ha calificado como “traidor” y aseguró que es quien brindó información sobre el paradero de Pablo a las autoridades y a los “Pepes”, el grupo que se dedicó a su cacería.