Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Esta Joven nació sin #vagina y no puede tener ÑACAÑACA: Esto hace su novio (FOTO) #Medicina #salud #cirugía

Desde pequeña Kaylee Moats se dio cuenta que no tenía vagina pero no quiso explicarlo por vergüenza. Eso no supuso ningún tipo de inconveniente porque podía orinar con normalidad. No obstante, todo cambió al conocer a Robbie Limmer, quien se convertiría en su primer novio serio, cuando cursaba el primer año de universidad.

Recién a los 18 años fue diagnosticada con el síndrome Mayer Rokitanksy (MRHK), que consiste en una malformación corporal que no permite el desarrollo de la vagina, el útero y otros órganos femeninos. A los 22, al ponerse de novia este trastorno se convirtió en un verdadero problema pues no podían practicar sexo.

Desde ese momento, su síndrome se transformó en un gran trauma para la joven. Sin embargo, el gran apoyo de Robbie la animó a tomar cartas en el asunto y tratar de resolver su situación. Decidió operarse para poder tener una vida sexual activa, pero la intervención tiene un costo de 15 mil dólares. Una cantidad que ni ella ni su familia podrían permitirse y que no cubre su obra social porque la considera una cirugía englobada dentro del campo de la estética.

En junio de este año su hermana Amanda tuvo la idea de crear una campaña para recolectar donaciones para ayudar en la causa. En el sitio “Gofundme” explicó el caso de Kaylee. Uno de los que aportó de forma regular es su novio, que donó 50 dólares de su sueldo a fin de mes.

Según el posteo de su hermana en ese sitio web, recaudaron un total de 21.288 dólares para operarse en Atlanta, y su sueño está cerca de hacerse realidad.

Qué es el síndrome

Una bebé puede nacer sin vagina o tener la abertura vaginal obstruida por una capa de células que están más altas en la parte de arriba que donde está el himen. La ausencia de la misma muy a menudo se debe al síndrome Mayer Rokitansky Küster Hauser.

En este síndrome, la chica carece de parte o de todos los órganos reproductores internos (útero, cuello uterino y trompas de Falopio). En este trastorno, el útero y el canal vaginal no se desarrollan adecuadamente durante el embarazo y la bebé nace con un canal vaginal muy corto o sin vagina en absoluto.

La agenesia vaginal es un trastorno congénito del sistema reproductivo en las mujeres que afecta aproximadamente a 1 de cada 5.000. La condición típicamente no se detecta hasta la pubertad cuando la adolescente se retrasa la primera menstruación o puede ser descubierta con los primeros intentos de tener sexo.

La operación para hacerle una apertura vagina a Kaylee duraría entre 1 y 2 horas, con un 96% de tasa de éxito.