Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Combate la gingivitis de manera natural con estos simples consejos #Medicina #Salud

La gingivitis o enfermedad de las encías es una afección que se caracteriza por la inflamación y enrojecimiento de los tejidos que rodean los diente. Es una enfermedad muy común y puede provocar que las encías sangren fácilmente cuando se cepillan los dientes.
Generalmente se asocia la gingivitis con la falta de higiene dental, lo que ocasiona que se acumule el sarro o placa dental, y aunque es cierto que en muchos casos ocurre debido a ese factor, también se puede producir por agentes cotidianos como el mal hábito de fumar, el estrés, la mala alimentación, el uso de brakets o los cambios hormonales.
Hoy te presentamos algunos remedios naturales que puedes hacen en casa para combatir de manera sencilla esta enfermedad.
1. Bicarbonato de sodio 
El bicarbonato de sodio puede ayudar a tratar la gingivitis gracias a que neutraliza los ácidos de la boca que se han formado por la degradación de compuestos orgánicos que provienen de las bacterias y alimentos, reseñó el portal Mundo Asistencial.
Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de agua oxigenada, tiene que formarse una pasta y con ella aplícala haciendo suaves masaje sobre las encías. Deja una par o tres de minutos que actúe y luego enjuagar la boca con agua.
Realizar este remedio 3 veces por semana, ayudará a reducir la inflamación de encías.
2. Hojas de menta
Si te parece que los remedios naturales que te proponemos antes resultarán desagradables para ti, hay una opción para curar la gingivitis con remedios caseros sencilla y agradable. Basta con comprar un manojo de hojas de menta frescas y remojarlas en un poco de agua tibia durante al menos media hora. Con el líquido enjuaga tu boca después del cepillado, al menos tres veces al día.
3.  Sal
La sal gracias a sus propiedades antibacterianas y antisépticas es un buen aliado para tratar la gingivitis, ayudando a desinflamar y eliminar las bacterias.
En un vaso con agua tibia, añade media cucharita de sal y remuévelo para que se disuelva la sal. Con esta solución realízate enjuagues dos o tres veces al día, recomendable después de cada cepillado.
4. Limón
Exprime el jugo de medio limón, añádelo en un vaso de agua tibia y dilúyelo bien. Usa el líquido como un enjuague bucal y haz buches durante un par de minutos. Escúpelo y repite el tratamiento dos veces al día
5. Cúrcuma
La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y algunos estudios indican que pueda ayudar a reducir la placa bacteriana y su actividad bacteriana lo que lo hace un buen remedio.
En un poco de agua añade media cucharadita de cúrcuma en polvo, mezcla bien hasta que se forme una pasta. Aplicar esta pasta haciendo suaves masajes en las encías y dejar reposar 5 minutos para que sus propiedades actúen. Luego enjuaga con agua tibia. Realizar dos veces al día.
6. Aceite de coco
Combina el aceite de coco orgánico con la cucharadita de bicarbonato de sodio hasta conseguir una pasta espesa. Pon el producto sobre tu cepillo de dientes y cepíllate como de costumbre. Evita arrojar los residuos por el desagüe, ya que el aceite se solidifica y puede causar obstrucciones. Úsalo una vez al día, sin excederte.
7. Tomillo
Realizar enjuagues con tomillo ayudará a combatir las bacterias que causan este problema.
Prepara una infusión de tomillo vertiendo 2 cucharadas de tomillo en una 1 taza con agua hirviendo. Luego deja reposar y enfriar, y listo ya tienes una buena solución para realizarte enjuagues bucales.
Finalmente, es importante adquirir hábitos diarios de higiene. Cepilla tus dientes después de cada comida, utiliza enjuague bucal y visita periódicamente a tu odontólogo.