Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Científicos aseguran que el mito de los #vampiros puede tener un origen real

Un estudio publicado en la revista científica “PNAS” afirma que el mito de los vampiros puede haber sido originado por personas que sufren de protoporfiria eritropoyética, una extraña enfermedad que vuelve a quienes la padecen extremadamente sensibles a la exposición a la luz solar.
Los científicos autores de la investigación explican que los afectados por esta rara dolencia pueden ser gravemente heridos por los rayos ultravioletas, aún en días nublados. La exposición al sol hace que salgan en su piel dolorosas ampollas que pronto generan la desfiguración del área damnificada.
Quienes son diagnosticados con protoporfiria eritropoyética mejoran notablemente si solo salen a la calle durante las noches y reciben transfusiones periódicas de sangre. Por estos motivos, sumados a su notable palidez, los especialistas creen que esta enfermedad puede haber originado antiguamente el mito del vampirismo.
En el estudio, además, se recalca la necesidad de seguir investigando la protoporfiria eritropoyética para mejorar las condiciones de vida de los afectados.