Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


La #NASA probará Sistema de Defensa Planetaria con asteroide que se acerca a la Tierra

Nuestro Sistema Solar está repleto de trozos de rocas espaciales que vuelan alrededor de distintas órbitas y velocidades – es algo común, hasta que una de esas rocas tenga una trayectoria inesperada que la lleve a estrellarse con la Tierra.
Aunque es un escenario poco probable, de 1 en 10,000, no es mala idea estar al pendiente. Y ahora, científicos de la NASA están emocionados de probar uno de sus sistemas de defensa con uno asteroide en octubre.
No te asustes, el asteroide en cuestión, llamado 2012 TC4, pasará a la distancia segura de aproximadamente 6,800 kilómetros de nuestro planeta.
El asteroide mide de 10 a 30 metros, considerado pequeño, y hasta ahora los astrónomos sólo lo han observado una vez (en 2012), cuando se acerco a la Tierra a una distancia mucho más cercana que la de la Luna. En ese momento, los investigadores solo tuvieron siete días para realizar observaciones y calcular cuando volveríamos a ver pasar al asteroide.
Basándose en esa data, parece ser que TC4 pasará cerca de nosotros una vez más el 12 de octubre de éste año y, los investigadores, se están preparando para no sólo actualizar sus observaciones, sino probar algunas de las estrategias de defensa planetaria – en específico probar el sistema de detección y rastreo global de asteroides y calificar su capacidad para trabajar en conjunto al responder a una posible amenaza.
La Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria, establecida el año pasado, involucra a astrónomos, docenas de observatorios, universidades y laboratorios de todo el mundo para inspeccionar los cielos en busca de objetos lo suficientemente cercanos a la Tierra y grandes como para representar un riesgo para nosotros.
Sabemos con certeza que TC4 no se estrellará con la Tierra, pero los astrónomos saben tan poco de su órbita, que en realidad es un gran sujeto de prueba para la estrategias que pueden mejorar la capacidad de rastrear y predecir el movimiento de los objetos cercanos a nuestro planeta.
Un apocalipsis por roca espacial es muy poco probable hasta ahora, pero los esfuerzos de la NASA para detectar y catalogar la mayor cantidad de asteroides posibles es admirable cuando tomamos en cuenta que sólo se necesitó un trozo de basura espacial para acabar con los dinosaurios. Esperemos que los esfuerzos den frutos para que, en caso de encontrarnos con una amenaza, tengamos la forma de defendernos.
Fuente: muyinteresante / MF