Kim Kardashian busca vientre de alquiler para su tercer hijo



A través del programa de televisión «Keeping Up With The Kardashians», la estrella admitió estar interesada en los vientres de alquiler después de que, tanto ella como su marido Kanye West, declararan el deseo de querer ser padres por tercera vez.
Kim Kardashian West se ha propuesto no tener más hijos de manera natural debido a los graves problemas de salud que sufrió durante sus dos pasados embarazos. Sin embargo, la estrella no quiere que esto le impida ser madre de más niños. Kim ha asegurado en una entrevista que está dispuesta a plantearse métodos alternativos para poder lograrlo.
A través del programa de televisión «Keeping Up With The Kardashians», la estrella admitió estar interesada en los vientres de alquiler después de que, tanto ella como su marido Kanye West, declararan el deseo de querer ser padres por tercera vez. «Así que he llegado a la conclusión de que solo me interesan las madres de alquiler», dijo para sorpresa de su familia. Kim ya es madre de North, de tres años, y Saint, de 10 meses. Ambos con el cantante Kanye West.
La celebrity explicó los problemas que ha sufrido para llegar a la maternidad. En ambos embarazos, a Kim se le quedo adherida la placenta en la pared uterina, una situación potencialmente peligrosa para la vida. «Tras el parto de North lo normal hubiese sido que la placenta saliese sola, sin embargo en mi caso no lo hizo. Mi placenta se quedó fijada en el útero, lo que se llama 'placenta adherida'», y añadió «Mi médico tuvo que meter su brazo y separar la placenta con la mano, raspando mi útero con las uñas. Una sensación muy desagradable y dolorosa», explicó.
La estrella finalizó diciendo: «Con los problemas que tuve la última vez se incrementa el riesgo de volver a sufrirlo y no hay mucho que pueda hacer para evitarlo, así que mi ansiedad por quedarme embarazada aumenta».
Fuente: ABC