Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Kerly Ruiz (@kerlyruiz85) Ser #madre es un reconocimiento que se logra con la energía de amar #venezuela

Kerly Ruíz, encantadora, luchadora, incansable y profesional mujer que cada mañana entretiene a la familia venezolana en el magazine líder Portada´s, nos revela todo de su nueva y maravillosa experiencia como mamá de Gail, y cómo su hija la ha hecho descubrir su razón de ser y le ha enseñado el amor más grande que hasta ahora ha conocido.
¿Para ti, que es ser Madre?
¡El milagro de la vida! ¡Mi felicidad plena!
¿Cuáles son los rasgos que te definen como mamá?
Entregada, comprensiva, responsable, amorosa y trabajadora.
¿Podrías decir que ser madre es uno de los desafíos más grandes que te ha tocado enfrentar en la vida?
Ser madre no es un título que se adquiere estudiando en la universidad, es un reconocimiento que se logra con la energía de amar, guiar, cuidar, acompañar y proteger con devoción a nuestros hijos. Por eso creo que todas las mujeres nos sentimos realizadas cuando llegan los hijos a nuestras vidas; pero igualmente estamos llenas de dudas, nos preguntamos si lo estamos haciendo bien o mal; tenemos miedos de cómo criarlos… Por eso es todo un reto ser madre, es un desafío, pero es el mejor de nuestras vidas. ¡Ahora me pregunto porque tardé tanto en ser mamá!
¿Qué consideras es lo más difícil de ser madre?
Las responsabilidades, los sacrificios, los trasnochos… Pero todo vale la pena cuando veo la sonrisa de mi hija…
Cuéntanos una de tus cosas favoritas de ser mamá…
Verla crecer sana, cuando la veo sonreír, ver que depende de mí en todos los sentidos, y saber que lo estoy haciendo bien… ¡Y vestirla!... Es mi muñeca (risas).
¿Qué consejo de madre escuchaste, y seguiste cuando te convertiste en mamá?
Cada niño es diferente… Así que simplemente le he hecho caso a mi sexto sentido y a mi instinto maternal.
¿Revelarías al menos uno de tus secretos de belleza para lucir como una mamá espectacular?
¡Ser madre no significa descuidarnos! Aunque los hijos absorben casi todo nuestro tiempo, siempre se pueden sacar minutos para nosotras. No he dejado de cuidarme, de ir al gimnasio y de comer sano. Además, involucro a mi hija en mis actividades, ella me acompaña a todo.
¿Cómo lidias el trabajo y la maternidad?
Quién me conoce sabe que soy una mujer muy dedicada a mi carrera… Ahora que soy madre, la prioridad es mi hija; pero sigo trabajando. Soy madre 100% guerrera… ¡Y a todos lados me llevó a mi muchacha!
¿Consideras que hay alguna ventaja de tu profesión a la hora de criar a Gail?
Lo que más valoro, y es gracias a mi profesión, es el inmenso cariño que le tiene el público a mi hija… Todos están atentos, se preocupan por ella y le envían regalos desde que estaba en mi barriga. Muchos me escriben que Gail es la niña de Venezuela.
¿Existe alguna persona especial a la que te gustaría agradecer por ayudarte en la maternidad?
A mis padres, mi esposo, mi familia, amigos, compañeros de trabajo… Todos son parte de esta nueva y hermosa historia de mi vida.
¿Cuál es el mejor consejo que te han dado tus padres de cómo ser madre?
Simplemente que siga mi instinto… Por ser primeriza, desconozco muchas cosas, y mi madre siempre está allí, apoyándome y ayudándome muchísimo.
¿Qué recuerdas de tu niñez que te gustaría que Gail también viviera?
Más que de mi niñez, de mi vida. Soy muy unida a mi Madre… Quiero que Gail sea mi compañera, quiero lograr esa maravillosa conexión madre e hija.
Desde su nacimiento, toda la vida de un hijo es especial… Pero ¿podrías contarnos un momento de la vida de Gail, hasta ahora, que recuerdes como un momento inolvidable?
El momento más inolvidable, hasta ahora, fue cuando la vi a los ojos por primera vez… En ese instante descubrí que vine a este mundo por ella… ¡Es mi razón de ser!
¿Qué sueñas para Gail?
Que sea una niña de principios y valores… Que no sea egoísta, que sea como yo, independiente y trabajadora. Que valore la vida, que sea agradecida y que sea feliz.
¿Cómo vas a celebrar este primer día de la madre?
¡Estoy muy emocionada! Lo voy a celebrar en familia, y por supuesto, con mi bella madre.
Finalmente… ser madre en una palabra es…