Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Estas son las siete razas de #perros más sociables y con adaptación rápida #Animales #mascotas #canes

Una reciente investigación de algunos sitios especializados como Animal Planet, el American Kennel Club, realizaron una selección de los perros de “bajo mantenimiento”, es decir los que son ideales para aquellos que nunca tuvieron una mascota.

Cada mascota tiene su particularidad. Algunos disfrutan más de la compañía de adultos, otros de los niños; están lo que son muy tranquilos y los que, ante la ausencia de los dueños, pueden convertir una habitación en un campo de batalla.
Lebrel italiano: Es conocido por ser el galgo más pequeño del mundo. Su caracter es afectuoso y dócil, además de alegre. Eso sí, de cachorros poseen mucha energía y puede convertirse en un aliado del desorden, pero cuando crecen se vuelven más “responsables”. Es un excelente perro de compañía.
Shar-Pei chino: Poseen un temperamento sereno, equilibrado y autosuficiente, a tal punto que se lo conoce como “el gato de los perros”, ya que también juegan dando zarpazos. Es un mascota de un solo dueño, o sea, dentro una de una familia solo tendrá fidelidad absoluto con un integrante.
Beagle: Apacible, alegre, dócil. Esas son las características principales de este animal, que disfruta de la compañía y son abiertos a aceptar a “extraños” luego de un tiempo de adaptación. Eso los convierte en malos guardianes, aunque cuando se acercan desconocidos si les gusta ladrar.
Boston Terrier: Su gran características es que pueden ser adiestrados con facilidad. Poseen un carácter alegre y son una gran compañía. Por su tamaño resultan óptimos para espacios pequeños como los departamentos.
Basset Hound: Hiper tranquilos, prefieren una buena siesta -o varias en el día- que salir a correr por un parque, por lo que se debe tener cuidado de no sobrealimentarlos. Muy leales, cariñosos y les encanta jugar con los niños.
American Staffordshire Terrier: Tienen una naturaleza sociable, por lo que disfrutan de la compañía humana. Generan grandes vínculos con los menores, con quien les encanta jugar. Además, no ladran demasiado, salvo cuando se acerca algún extraño, por lo que son buenos perros de vigilancia.
French Bulldog: El bulldog francés es sociable, alegre y juguetón. De físico pequeño, ideal para vivir dentro del hogar, aunque necesita una hora de ejercicio diaria. Su afabilidad lo convierten en un “peluche”, que sólo busca afecto.



Foto: Getty
Foto: Getty
Foto: Getty
Foto: Getty
Foto: Getty