Colón y Alejandro Magno también vieron #ovnis



Los registros de avistamientos OVNI datan de mucho antes de la era espacial (mediados de los 50 a los 90). Algunos son extremadamente antiguos y otros incluso provienen de personajes ilustres.
Imágenes rupestres, como la hallada en el interior de una cueva de la Val Camonica, en Italia, parecen darle la razón a la teoría de los Antiguos Astronautas, en cuanto a que el hombre siempre fue visitado por extraterrestres. Aunque muchos consideran que la interpretación actual está sesgada respecto del significado original de la pintura.
Otro objeto antiquísimo, el Papiro Trulli, de la XVIII dinastía egipcia, describió lo que podría ser un avistamiento ovni: una bola de fuego que apareció en los cielos y asustó tanto al pueblo, que su faraón (Tutmosis III) preparó a los ejércitos para el combate.
Incluso personajes famosos como Cristóbal Colón, dejaron testimonio de lo que podría entenderse como avistamientos de naves extraterrestres: en su diario de viaje, el navegante relató que, cuando estaba cerca del Triángulo de las Bermudas, el almirante de la Santa María divisó una luz intermitente que se desplazaba en el horizonte.
También los soldados de Alejandro Magno, en el 329 a. C. dijeron ver, durante una batalla, lo que llamaron “escudos volantes incendiados” que con bolas de fuego les ayudaron a derribar las murallas de la ciudad de Tiro, lo que entendieron como una “ayuda divina”.