Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Ana María Simón (@anamariasimon) publicó un mensaje comparando #Ucrania con #Venezuela

Después de ver el documental Winter On Fire, Ana María Simón, escribió un mensaje a través de su cuenta de Instagram expresando "no somos Ucrania, pero me da la gana de esperanzarme porque la hierba mala sí muere y si no muere, se arranca de raíz y se quema."
El filme muestra las protestas, hechas por los ciudadanos durante 93 días, contra un régimen político corrupto que empleó la fuerza extrema contra su gente para reprimir sus demandas y la libertad de expresión.
La actriz expresa que "la única diferencia es que nadie hace el intento de bailar algo (porque ruego que nadie OSE decir que baila salsa o mejor dicho, que baila) sobre la sangre de su gente ni se ríen en la cara de todas las familias dividas y esparcidas por el mundo."
"Este documental es imprescindible que lo vean todos los venezolanos, sobre todo los que están cansados. Sobre todo los que están a punto de perder la fe." concluyó.


Me habían dicho que era imprescindible que lo viera. Me dijeron que lo que pasó en Ucrania era bajo unas condiciones políticas muy distintas a las nuestras, así es que tampoco me fuera a emocionar porque en #Venezuela no iba a pasar lo mismo. Me dijeron que era un documental con imágenes muy fuertes porque sabíamos que al ser un documental, nada era maquillaje. Me dijeron todo eso y al final me dijeron: ¡Nah, mejor no lo veas! Hoy, madrugada del 4 de mayo de 2017 a la 1:45 am lo acabo de terminar de ver. Y si, no somos Ucrania, pero me da la gana de esperanzarme porque la hierba mala sí muere y si no muere, se arranca de raíz y se quema. Y sí, las imágenes son muy fuertes, pero no más de lo que han sido las de mi país durante todos estos días y sus vergonzosos borregos atropellando gente, disparando a quemarropa y enlutando a más familias venezolanas. Y sí, no hay maquillaje y la sangre y las balas son de verdad, pero los héroes también, igualito que en mi país. La única diferencia es que nadie hace el intento de bailar algo (porque ruego que nadie OSE decir que baila salsa o mejor dicho, que baila) sobre la sangre de su gente ni se ríen en la cara de todas las familias dividas y esparcidas por el mundo. De todas las familias enlutadas, de cada buen venezolano que no se logra quitar la cara de asombro al ver en lo que nos han querido convertir. Les prometo que cuando le queramos explicar a nuestros hijos la palabra CINISMO en su acepción más pura y dura, les pondremos las bailantas y las risas macabras en un canal que volvieron un canalucho el día en el que se terminaron de quitar la careta y ahora se les nota más la cara, en algunos casos, de bolsas, y en otros, de asesinos. Este documental es IMPRESCINDIBLE que lo vean todos los venezolanos, sobre todo los que están cansados. Sobre todo los que están a punto de perder la fe. Se llama #WinterOnFire y está en #Netflix... si Internet nos lo permite. #Venezuela #LosBuenosSomosMás
Una publicación compartida de ana maría simón (@anamariasimon) el