#Tecnología, lo que ya llegó y lo que aún está por venir



El mundo tal y como lo conocemos en la actualidad resulta inimaginable sin el papel preponderante de la tecnología, ya sea en función de la ciencia o simplemente del normal funcionamiento de la vida cotidiana.
Esto es una realidad, a pesar del abismo que en ese ámbito existe entre los países más industrializados y las naciones subdesarrolladas; aún así, cientos de revistas y plataformas digitales especializadas divulgan cada cierto tiempo su listado con los avances científico-técnicos que más podrían influir en el planeta en un futuro inmediato.
Recientemente fue el turno para la publicación MIT Technology Review, del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos, que dio a conocer su relación anual de tecnologías revolucionarias de los próximos años.
De acuerdo con la revista, se trata de aportes duraderos, que afectarán a casi todos los aspectos de la vida, incluyendo la economía, cultura, política, y podría mejorar incluso la atención médica, aunque no todas ellas están completamente desarrolladas aún.
Como primer elemento, MIT Technology Review asegura que la recuperación de una parálisis estará completamente disponible dentro de 10 o 15 años; y lo ejemplifica con la labor de  los neurocientíficos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), quienes aprovechan activamente las oportunidades de la tecnología para garantizar el retorno a la vida normal de las personas con parálisis motora.
Los investigadores desarrollaron el denominado 'shunt neural'. El principio de su trabajo es que los electrodos especiales se implantan en el cerebro del paciente, en la médula espinal cerca de la extremidad paralizada y en el miembro dañado como tal.
La conexión entre ellos se proporciona por vía inalámbrica. La señal del cerebro va directamente a las extremidades, y el paciente puede moverse, literalmente, por el poder del pensamiento. Los científicos esperan que esta tecnología también pueda ser usada para el retorno de la memoria, por ejemplo, en la enfermedad de Alzheimer.
El segundo en el listado es el camión sin conductor, que puede ser una realidad para la próxima década. La firma estadounidense Otto Company ya está llevando a cabo ensayos de la tecnología que permitirá a los camiones circular por su cuenta. Esto ayudará a ahorrar combustible, reducir los costos del transporte y rebajar el número de accidentes.
El equipo de control autónomo incluye cuatro cámaras de video que vigilan el camino por delante, un radar, un conjunto de acelerómetros y un radar láser, que vigila los alrededores del vehículo, así como un potente ordenador que analiza los datos recogidos por los dispositivos.
Para la fecha las pruebas ya han sido realizadas en furgones de la firma Volvo. El primer viaje de un camión autoguiado de la empresa Otto fue realizado con éxito en octubre del 2016.
El rostro como medio de pago, a diferencia de las dos tecnologías anteriores, ya está disponible. El método para reconocer la fisonomía ahora se está desarrollando activamente -en su mayor parte en China- y se utiliza en el campo de la seguridad, y para facilitar el servicio al cliente. Una de las empresas que se dedican a esta esfera es Face ++, con sede en Pekín.
Las aplicaciones desarrolladas por la compañía escanean la cara de una persona en 83 puntos específicos al mismo tiempo, lo que garantiza una alta precisión del reconocimiento.    La tecnología ya está siendo utilizada para transferir dinero a través de la aplicación móvil Alipay de la famosa plataforma Alibaba, utilizada por más de 120 millones de personas en China.
Además, las autoridades del gigante asiático están utilizando ese avance para buscar  sospechosos mediante las cámaras de vigilancia.
Otro integrante de la visionaria lista es el ordenador cuántico, que puede ser una realidad para los próximos cinco años.
El mayor éxito en el desarrollo de esta tecnología lo ha hecho la Universidad holandesa de Tecnología de Delft. En la actualidad los expertos de la institución trabajan con cuasipartículas únicas, descubiertas en el 2012, que son los principales componentes de los ordenadores cuánticos del futuro.
Según los investigadores, muy pronto, esos dispositivos ayudarán a revolucionar la protección criptográfica, la industria farmacéutica, la ciencia de materiales y la inteligencia artificial.
Por su parte, la imagen esférica -que también forma parte de las promesas del futuro- ya se pueden encontrar en cámaras fotográficas y videocámaras especiales que captan un panorama esférico.
Esta tecnología pone al espectador en el centro de la imagen o el video, lo que permite considerar las imágenes desde todos los lados y obtener una mejor impresión de lo que vemos. Entre los fabricantes que ya sobresalen están Ricoh, Samsung, 360fly, JK Imaging, IC real Tech y HumanEyes Technologies.
Fotocélulas calientes, terapia génica, o un atlas celular; aunque la relación es extensa, son solo algunos de los elementos que MIT Technology Review prevé que serán determinantes, algunos en los próximos meses y otros un poco más alejados en el tiempo, pero solo un poco.
Lo importantes es ver estos adelantos, los que ya están y los que vienen, como una manera para generar desarrollo en nuestros países sin poner el peligro la vida humana ni la sostenibilidad del planeta, de eso se trata.