Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


La tecnica de cómo conseguir tu primer millón (Articulo) #Dinero #Emprendedores

Sobre el sueño de muchos pero la realidad de pocos. Sobre alcanzar el añorado millón de dólares y los caminos para hacerlo, escribe Thomas Smale, el exitoso empresario que partió de la nada y hoy, cada año acumula cifras de más de 7 dígitos.
Generar un millón de dólares en ingresos es algo difícil. Hacer un millón de dólares en ganancias es incluso más difícil.
Todo empresario sueña con llegar a su primer millón en ingresos. Y yo no era la excepción cuando comencé mi primer negocio con sólo un par de dólares a mi nombre. Usualmente escuchas a las personas hablar sobre lo altos que son sus ingresos. Para mí, eso es sólo vanidad. No tiene sentido comenzar un negocio si no es rentable y sostenible en el tiempo.
Aquí les muestro 9 factores que me ayudaron a lograr mi primer millón en ganancias y espero que puedan ayudarte a lograr esta meta también.

1. Comenzar con pocos préstamos es importante en los primeros años

Comencé mi negocio sin ningún capital exterior ni ningún tipo de préstamos. Usé cada centavo que generaba para reinvertirlo en el negocio. Esta técnica me permitió concentrarme al 100% en construir mi propia compañía sin tener que preocuparme por mi deuda o los préstamos. Trabajé duro y reinvertí todas mis ganancias en el negocio. Se requirieron algunos sacrificios personales, pero al final fui capaz de construir un negocio exitoso y libre de deudas.

2. Tu primera idea no será lo que te lleve a generar tu primer millón

Es muy extraño que un empresario logre el éxito con su primer negocio. En mi caso no fue diferente: logré generar mi primer millón dirigiendo un negocio de corretaje con FE International, pero este no era el primer negocio que probaba. Fallé y me caí un par de veces pero eso no me detuvo. Si me hubiese rendido en ese momento, nunca hubiese llegado al éxito. No te desanimes si tu primera idea no funciona como la habías planeado.

3. Trabajar respetando tus parámetros generará buenos hábitos para el futuro

Cuando impones tus parámetros y trabajas tomándolos en cuenta, generas una base sólida para seguir construyendo. Cuando recién comencé, no tenía un capital ilimitado y tenía que ser cuidadoso con cada dólar que gastaba. Esto me convirtió en un empresario muy disciplinado y aun utilizo esta visión en el presente. Analizo todas las oportunidades y veo lo positivo y lo negativo.
A pesar de que mis ingresos son mayores ahora, sigo siendo conservador a la hora de gastar gracias a los años en los que intenté gastar lo menos posible.

4. No te rodees de personas negativas

Nada te llevará por el camino incorrecto con mayor rapidez que rodearte de personas negativas. Aprenderás muy rápido que no se puede darle en el gusto a todos y que siempre habrá personas que duden y que tendrán algo negativo que decir. Rodéate de personas que piensen como tú y elimina la energía negativa de tu vida. Te volverás mucho más productivo, centrado y, finalmente, exitoso.

5. Contrata personas inteligentes y que posean diversas características

No puedes pretender hacer de todo dentro de tu negocio. Tampoco puedes aprender a hacer todo a la perfección (no hay tanto tiempo en el día). Contrata expertos para cada departamento. Construye tu organización integrando a los mejores en cada área. ¿Serán algunos miembros de tu equipo más inteligentes que tú en algunas áreas? Por supuesto, pero tal como lo dijo Malcolm Forbes, “Nunca contrates a alguien que sepa menos que tú sobre el área para el cual fue contratado”.

6. No te obsesiones con la competencia

Si pasas tu tiempo preocupándote de lo que hace la competencia, lo único que harás, siendo optimistas, es convertirte en una versión mejorada de ellos. Sí, tienes que estar consciente de lo que hacen y puedes analizar su estrategia, pero usar gran parte de tu tiempo y energía en estar pendiente de todo lo que hacen te quitará tiempo valioso que podrías usar en hacer crecer y mejorar tu negocio.
¿Quieres siempre estar mirando por sobre tu hombro o prefieres centrarte en innovar y cambiar tu estrategia? ¿Crees que Apple se preocupa de la competencia? Es posible que la compañía esté al tanto de ellos, pero su foco mayor es la innovación.

7. Tu tiempo vale así que no tomes atajos

Eventualmente, todo empresario se da cuenta que el tiempo es uno de sus recursos de mayor importancia. Todos queremos más tiempo y es algo que siempre será finito. Lo último que quieres hacer es tener que retroceder para solucionar errores que podrías haber evitado si lo hubieras hecho bien la primera vez. No tomes atajos y evita cometer errores descuidados y podrás ahorrar tiempo evitando cosas que pueden ser prevenidas.

8. Roma no se construyó en un día

Necesitas tener metas realistas y luego trabajar duro para lograrlas y pasarlas. Como empresario, tendrás numerosas oportunidades y se te ocurrirán otras ideas a lo largo del camino. No pierdas el foco: no puedes perseguir todas las oportunidades o dólares que se te presenten.
Aquellos que pierden el foco, en vez de lograr sus metas sólo logran hacer a medias varias cosas. Trabaja duro y consigue lo que quieres para poder seguir creciendo de forma sustentable y proponiendo (y logrando) metas agresivas en vez de distraerte con otros proyectos.

9. Apóyate a ti mismo

Manejar un negocio es difícil. No hay lugar para ser tímido o no creer en ti mismo. La gente te dirá que estás equivocado. La gente se reirá de tus ideas. La gente se irá. La gente se irá sin pagar.
Independiente de con quién escojas trabajar, nadie se preocupará tanto de tu negocio y tu éxito como tú. Debes creer en ti mismo y apoyarte para llegar al éxito incluso si estás con la pared contra la espalda y los demás dudan de ti.