Ir al inicio
Quiénes somos y contactos

Hans Wuerich: Mi protesta pacífica valió la pena, Maduro que se burle lo que quiera



El joven que protestó el pasado jueves 20 de abril desnudo ante tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Hans Wuerich, afirmó que su protesta, aunque recibió perdigones y bombas lacrimógenas, valió la pena.
"Ha valido la lucha, la lucha pacífica, lo que hice fue algo totalmente pacífico, ha valido la pena. Mi protesta fue planeada, dos días antes de hacerla estuve investigando protestas en otros países del mundo y vi que en España hicieron protestas de gente desnuda en contra de las corridas de toros, en Estados Unidos unas mujeres se desnudaron en contra de Donald Trump, en ellos me inspiré, le agregué la biblia e hice la protesta", detalló el joven en entrevista al periodista Vladimir Villegas por Unión Radio.
Wuerich, quien es licenciado en Comunicación Social, aclaró que no pertenece a ningún partido político. "No soy activista, no pertenezco a ningún partido político, no apoyo a ninguno, ni oposición ni chavismo, creo en lo humano, en Dios, en lo pacífico, en la unión y la libertad, y muchos venezolanos piensan igual que yo".
Sobre los comentarios que hizo el presidente de la República, Nicolás Maduro, sobre su protesta refirió que "hay un dicho que dice que la burla la utiliza el acomplejado ignorante para sentirse sabio, por mí que se burle todo lo que quiera, mejor que lo haga porque entre más lo hace, más mete la pata".
A los funcionarios de la GNB les dijo que "le bajen dos a la represión, es muy fuerte, lo digo por la cantidad de personas a las que la represión les afecta. Las marchas son pacíficas y ellos no son pacíficos, yo les decía somos la misma gente, el mismo pueblo, no puede ser que nos estemos tirando bombas y piedras, les digo a esos funcionarios que le bajen dos y que en verdad piensen en el pueblo".
También aclaró que no fue detenido luego de la protesta. "Mi salida de la movilización fue muy tranquila, me fui súper tranquilazo, no hubo intentos de detenrme, no me agarraron, no me metieron preso, yo estoy muy bien(...) no pensé que mi protesta iba a ser tan escandalosa. No he vuelto a las protestas después de ese día, me estoy recuperando de los perdigones y las bombas".
Pidió a Maduro que si de verdad "siente misericordia en su corazón abra el canal humanitario y dele comida a todo el pueblo, hay demasiada hambre y desnutrición, con todo respeto, quiera al pueblo, si de verdad quiere a Venezuela abra el canal humanitario que entre medicina y comida al país que tanto lo necesita".
Indicó que esto "espero que esto concluya de una manera muy positiva, que tengamos un beneficio a muy corto plazo, que el canal humanitario se abra, aquí se esta pasando hambre de la buena, lo primordial para mi es el canal humanitario(...) que siga la lucha la resistencia pacifica, que mal que haya habido tantos muertos, que siga la lucha, que Venezuela pueda cambiar, solo hay que tener paciencia, Venezuela va a mejorar".
El manifestante desnudo, únicamente con medias y zapatos deportivos, caminó entre una lluvia de gases lacrimógenos en la protesta opositora del jueves en Caracas y subió a una tanqueta militar mientras gritaba: "No lancen más bombas".
El singular episodio, que el presidente Nicolás Maduro calificó de "show", ocurrió en la estratégica autopista Francisco Fajardo, en el este de la capital venezolana, donde las fuerzas de seguridad y opositores se enfrentaron en un cruce de bombas lacrimógenas, cócteles molotov y piedras.