En esto se fijan los violadores cuando buscan a sus víctimas #Mujeres (CONCEJOS)



Mira el mundo a través de los ojos de un violador. Tómate tu tiempo para leer esto, quizás pueda salvarte la vida en  alguna situación…

Con el objetivo de buscar el perfil de mujer más susceptible de ser agredida sexualmente, un oficial entrevistó a un grupo de violadores de una prisión para sacar a la luz algunas conclusiones.

Preferencias de los agresores

Lo primero en lo que los hombres se fijan a la hora de elegir su víctima es el tipo de peinado que estas tienen. Al parecer, son más propensos a ir tras una mujer que lleve una cola de caballo, trenza o cualquier otro peinado que pueda servir para agarrar a la víctima con facilidad. Por lo general, las mujeres de pelo largo suelen ser un blanco más fácil que aquellas mujeres que llevan el pelo corto.
El segundo factor que llama la atención a los hombres es el tipo de ropa que lleva la víctima. Buscan mujeres con una vestimenta fácil de eliminar.
Otro factor importante a la hora de elegir a sus víctimas es elegir a aquellas mujeres que muestran la guardia baja mientras realizan alguna actividad como puede ser buscar algo en el bolso, hablar por teléfono mientras camina… De esta forma la víctima puede ser sorprendida y dominada con mayor facilidad.
Los lugares donde los agresores se sienten más seguros para asaltar a sus víctimas suelen ser en orden de preferencia, los aparcamientos de los supermercados, los aparcamientos de zonas de oficinas y los baños públicos.
Normalmente, este tipo de delincuente tiene como objetivo sorprender a su víctima y dominarla en un primer lugar y luego desplazarse hasta una ubicación distinta donde se encuentren más seguros y no existan demasiadas posibilidades de que sean descubiertos.
Si la víctima se resiste con fuerza, el agresor pierde el interés ya que comprende que no merecerá la pena seguir su plan con una persona que le pondrá las cosas tan difícil todo el tiempo.
Estos hombres afirmaban que buscaban a mujeres que no portasen paraguas u otro objeto similar con los que pudiesen defenderse a distancia.
Las llaves por ejemplo no son un gran elemento de disuasión ya que hay que estar demasiado cerca del atacante para poder utilizarlas como arma. Más que rechazar un ataque, lo primordial es hacer que el atacante pierda el interés en atacar.

Puntos a recordar

Si alguien va hacia ti, pon las manos delante de tu cuerpo y grítale que se detenga. La mayoría de agresores afirmaron que dejarían a una posible víctima si esta gritaba o no se mostraba temerosa ante un posible forcejeo. Recuerda que buscan un blanco fácil. Si alguien mucho más fuerte que tú te atrapa y no puedes con él físicamente, intenta ser más inteligente que él. Si alguien te agarra por la cintura desde atrás, pellízcale con todas tus fuerzas en la zona interior del brazo, justo la zona que queda entre la axila y el codo.
Después del golpe inicial, ve siempre a la entrepierna. Quizás pienses que golpear con fuerza esa zona tan sensible del hombre le hará enfurecer y golpearte con más fuerza. Sin embargo, los agresores afirmaban que ellos iban en busca de una mujer que no les causara demasiados problemas. Si demuestras que presentarás batallas se dará por vencido con facilidad. Por supuesto hay que aplicar los consejos que siempre escuchamos. Toma siempre las rutas más seguras para llegar hasta tu destino. Intenta ir siempre acompañada. Si notas algún comportamiento mínimamente extraño en alguien que te sigue no lo dudes y corre. Siempre haz caso a tu instinto.
Recuerda que el codo es el punto más fuerte de tu cuerpo. Si no tienes alternativa y estás lo suficientemente cerca del agresor como para usarlo, hazlo.
Si un ladrón te exige la cartera o el bolso, no se lo des en la mano. Tírale lo que te pida al suelo, puede que esté más interesado en ti que en tu cartera. Justo cuando le tires el bolso corre sin mirar atrás en dirección contraria a tu agresor.
Muchos de los agresores atacan a sus víctimas justo cuando estas se toman un segundo al entrar en el coche para repasar la compra, hablar por el móvil… Recuerda cerrar el coche inmediatamente después de que entres en él para evitar malas experiencias.

Algunos consejos a la hora de entrar en tu coche cuando estás en  una zona de garajes o aparcamientos:

Mira siempre los alrededores de los coches, alguien podría estar escondido en al lado de una de las puertas esperando el momento preciso para sorprenderte.
Si tu coche se encuentra aparcado al lado de una furgoneta grande, entra en el coche por la puerta del copiloto. La mayoría de agresores que utilizan furgonetas atacan a sus víctimas justo en el momento en que estas intentan acceder a su vehículo.
Toma siempre el ascensor en lugar de las escaleras. Las escaleras son el lugar perfecto para cometer alguna fechoría.
Si el agresor tiene una pistola y no estás cerca como para estar bajo su control, CORRE. Los agresores suelen acertar a un blanco en movimiento solo 4 de cada 100 veces de las que disparan. Aún si te alcanzan, es muy probable que no impacte en ningún órgano vital. ¡CORRE!