Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


¿Por qué debes orinar justo después de tener relaciones sexuales?

Al mantener relaciones sexuales, aquellos microbios y bacterias presentes en la zona genital y en el recto pueden adentrarse y acumularse en la uretra, corriendo el riesgo de que se produzca una infección en la vejiga. De hecho, se ha demostrado que esta es una de las causas más comunes de las infecciones en las vías urinarias de las mujeres, y es por ello que, a fin de evitarlas, los especialistas insisten en la importancia de orinar justo después de tener relaciones.
Orinar justo después de finalizar el acto sexual es un hábito saludable que tiene grandes beneficios pues ayuda a combatir infecciones que pueden poner en riesgo tu salud. Esto debido a que durante el coito, los microbios, bacterias y secreciones presentes en la zona genital y en el recto pueden ingresar al cuerpo y acumularse en la uretra, lo que puede desencadenar en una infección en la vejiga, la próstata y/o la vesícula seminal.
De hecho, diversos estudios han demostrado que esta es una de las causas más comunes de las infecciones urinarias en las mujeres. A diferencia de los hombres, la eyaculación femenina no se produce a través de la uretra por lo que la única forma de expulsar cualquier bacteria que se haya introducido durante el acto sexual, es a través de la orina.
Los médicos recomiendan, además, que no deben pasar más de 45 minutos para orinar después de la penetración. Asimismo, recuerdan que el uso de preservativo es la mejor manera para protegerse de este tipo de infecciones, aparte de enfermedades de transmisión sexual y prevenir embarazos no deseados.
Una vez que eres consciente de la importancia de orinar después de mantener relaciones sexuales, recuerda que mantener una buena higiene íntima justo antes y después del sexo también es clave para evitar infecciones en el tracto urinario, proteger tu salud y disfrutar con total comodidad de tus encuentros íntimos. Especialmente, las mujeres con tendencia a padecer cistitis, deben lavar el área vaginal con un agua y un poco de jabón de ph neutro al finalizar.