Muere expresidente Préval, uno de los políticos más influyentes de #Haití



 El expresidente René Préval, considerado uno de los más influyentes políticos de Haití, falleció hoy víctima de un ataque al corazón en su país, que dirigió en dos ocasiones, una de ellas durante el devastador terremoto de 2010.  

Préval, casado y padre de dos hijas, falleció a los 74 años y su muerte ha conmocionado a la nación, que lo recuerda como el que inició el proceso para reconstruir a la empobrecida nación tras el sismo que dejó unos 300.000 muertos y 1,5 millones de damnificados, precisó Efe.
También es recordado por sus compatriotas por ser el único de los recientes gobernantes haitianos que ha logrado culminar sus mandatos sin ser apartado del poder por un golpe de Estado o sin tener que marcharse al exilio. 
Préval, agrónomo de profesión, fue presidente de Haití de 1996 a 2001 y de 2006 a 2011. 
Anteriormente fue primer ministro y ministro del Interior y Defensa durante el primer gobierno de Jean Bertrand Aristide que duró solo ocho meses en 1991 debido a que fue derrocado. 
Hijo de un ministro de Agricultura, René Préval se formó en Bélgica, adonde su familia se trasladó en 1963 huyendo de la dictadura de François Duvalier, aunque no llegó a concluir los estudios superiores de Agronomía en la Universidad de Bruselas. 
Vivió la primera mitad de la década de 1970 en Estados Unidos, antes de regresar en 1975 a su país para regentar una panadería. 
Entró en política en 1986, pocos meses antes de la caída de Jean-Claude Duvalier, cuando contactó con el entonces sacerdote salesiano Aristide. 
Fue miembro del movimiento izquierdista Honor y Respeto por la Constitución, presidió un comité que investigó las desapariciones durante el régimen dictatorial y militó en Lavalás, coalición que llevó a la presidencia del país a Aristide tras la victoria en las elecciones de diciembre de 1990. 
En 1991 fue nombrado primer ministro y además asumió las carteras de Interior y de Defensa Nacional. 
El golpe de Estado del 30 de septiembre de 1991 encabezado por el entonces general jefe de las Fuerzas Armadas, Raoul Cédras, derrocó al presidente Aristide, y Préval se vio obligado a pasar a la clandestinidad. 
Durante varios meses vivió bajo protección francesa en la residencia oficial del embajador de Francia, y el 13 de febrero de 1993 llegó a México con estatus de asilado político. 
Al año siguiente, Aristide volvió a la Presidencia de Haití, bajo protección de Estados Unidos, pero Préval no reasumió entonces ningún cargo en el Gobierno. 
En 1995 presentó su candidatura a la presidencia de la República al frente de la Organización Política Lavalas (OPL) y obtuvo el respaldo mayoritario del 87,9 por ciento del escasísimo electorado que participó en las elecciones. 
El 7 de febrero de 1996 recibió el poder de manos de Aristide, quien por imperativo constitucional no podía renovar mandato, por lo que algunos observadores internacionales vieron en Préval "un hombre de paja" del presidente saliente. 
En la recta final de su mandato se celebraron elecciones denunciadas como fraudulentas por la oposición -que no concurrió a la segunda vuelta- y la comunidad internacional, y que dieron la mayoría casi absoluta a Familia Lavalás y a Aristide, a quien Préval entregó el poder el 7 de febrero de 2001. 
Volvió a la Presidencia en 2006 tras ganar las elecciones celebradas para poner fin el gobierno provisional que se instaló en el país después del derrocamiento de Aristide en 2004. 
El presidente del país, Jovenel Moise, lamentó, a través de su cuenta de Twitter, el deceso de René Préval, a quien definió como un "digno hijo de Haití". 
En esa misma línea se pronunció, también por las redes sociales, el ex primer ministro Laurent Lamothe, quien ocupó el cargo durante la Administración de Michel Martelly (2011-2016), quien sucedió a Preval en el poder. 
"Haití llora la muerte de un gran hombre de nuestra historia y un gran presidente René Préval", escribió, al tiempo que envió sus condolencias a la familia del exmandatario.