Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


Un estudio revela que los #futbolistas son más propensos a sufrir daños cerebrales #Futbol #Deportes



Los futbolistas profesionales tienen más posibilidades de sufrir daños cerebrales que provoquen una demencia, similares a los que padecen boxeadores o jugadores de fútbol americano, según un estudio realizado en el Reino Unido y publicado este miércoles por la revista Acta Neuropathologica.
El estudio analizó los casos de 14 exfutbolistas, 13 de ellos profesionales, que comenzaron a jugar a fútbol y a golpear la pelota con la cabeza en su infancia y que fueron hospitalizados en Swansea (Gales) entre 1980 y 2010 con demencia.
La autopsia realizada a seis de ellos revela signos de Encefalopatía Traumática Crónica (ETC) en cuatro casos, una ratio mucho mayor que el 12% en el resto de la población.
"Nuestros resultados demuestran una relación potencial entre la práctica del fútbol y la ETC", aseguró a la AFP la principal autora del estudio, Helen Ling del Instituto de Neurología de la Universidad College de Londres.
"Hay una necesidad urgente de identificar estos riesgos", alertó Ling, que defendió que es indispensable "realizar un estudio a mayor escala" que cuente con la colaboración de la Federación Inglesa de Fútbol y de la propia FIFA.
Es la primera vez que se confirma la ETC en un estudio con exjugadores de fútbol.
Según el estudio, los exjugadores cuyas autopsias revelaron la ETC también sufrían la enfermedad de Alzheimer, aunque Ling admitió que aún no se ha demostrado una relación directa entre ambas patologías.
"Es posible que sea una combinación de estas dos enfermedades la que haya provocado la demencia en estos exjugadores", añadió.
El estudio no demuestra si los daños infligidos al cerebro son la consecuencia de golpear la pelota con la cabeza reiteradamente, choques entre jugadores o si están relacionados a otros factores.
Contrariamente a los boxeadores o a los jugadores de fútbol americano, los futbolistas raramente sufren golpes demasiado violentos en la cabeza que puedan provocar una pérdida de conocimiento, por lo que los daños estarían provocados por lo que los investigadores han calificado como "impactos repetitivos no conmocionales".
El estudio precisa que los riesgos para los futbolistas ocasionales de sufrir esta patología cerebral son "extremadamente débiles".
 
Apenas un puñado de casos diagnosticados 
La ETC solo puede diagnosticarse en un examen postmortem y hasta ahora solo se conocían unos pocos casos de exfutbolistas que hubiesen sufrido esta enfermedad neurodegenerativa.
Entre ellos están el del excapitán de Brasil Hilderaldo Bellini (fallecido en 2014 a los 84 años) o el del exdelantero del West Bromwich Albion Jeff Astle, que murió a los 59 años en 2002.
Astle fue originalmente diagnosticado con Alzheimer, pero al analizarse su cerebro se detectó que sufría ETC, que su médico relacionó con el golpeo reiterado de una pelota con la cabeza.
En 2012 un jugador semiprofesional de fútbol americano llamado Patrick Grange murió como consecuencia del ETC, por lo que los investigadores aseguran que no se puede solo responsabilizar de la aparición de esta enfermedad al golpeo con la cabeza de los viejos y pesados balones de cuero.
Numerosos exjugadores de primer nivel han contraído Alzheimer, entre ellos tres miembros de la selección inglesa campeona del mundo en 1966: Martin Peters, Nobby Stiles y Ray Wilson.
Mientras la Federación Inglesa apoya que se investigue, el exjefe médico de la FIFA Jiri Dvorak asegura que "hay muy pocas evidencias" de la relación del fútbol con la aparición de la demencia y traumas cerebrales.
En Estados Unidos, los niños practicantes de fútbol no pueden golpear la pelota con la cabeza hasta pasados los once años.