¿Por qué se considera a #CNN una maquinaria para legitimar guerras? #TV #Venezuela



Cable News Network, más conocido por sus siglas CNN, no es solo un canal de televisión estadounidense, sino que forma parte de la corporación de propaganda Time Warner (que concentra más de 20 medios y publicaciones impresas, como HBO, el canal musical HTV, Cartoon Networks, TNT y la revista TIME, entre otros). Es una de las mayores fábricas de producción de películas y programas televisivos del planeta; afirma el reportaje de investigación publicado por el canal Telesur.
Fundado en 1980 por el empresario Ted Turner, CNN forma parte además de una fusión con la corporación AT&T, representa el tercer mayor conglomerado mediático y de telecomunicaciones de todo el mundo.
Miembros de Time Warner/ AT&T están ligados al Fondo Monetario Internacional, a los Rockefeller, a Exxon Mobil, Goldman Sachs y JP Morgan como accionistas claves, sostiene una nota de Global Research.

CNN es parte del poder económico global y sirve como difusor de los intereses financieros y geopolíticos de esas corporaciones.

El analista internacional Ángel Guerra publicó un texto recientemente en el que revela el “desfachatado montaje de CNN contra Venezuela”. En él afirma que CNN tuvo mucho que ver con la campaña en contra del vicepresidente Tareck El Aissami.

“El papel de CNN en este nuevo capítulo de su calumniosa telenovela contra Venezuela ha sido muy significativo. El martes virtualmente en todos sus programas se hablaba e insistía en el asunto dando cabida como siempre a desprestigiados representantes de la contrarrevolución en ese país”, sostiene.
Guerra asegura que “De lo que fue CNN cuando su dueño era Ted Turner a la actual es como de la noche al día. No es que entonces no defendiera el “libre” mercado y la ‘democracia’ liberal que Estados Unidos siempre ha pretendido imponer en el mundo entero. Claro que lo hacía. Pero se cuidaba de mantener el profesionalismo y cierto equilibrio que entonces caracterizaba a algunos medios de difusión de Estados Unidos. Todo eso se ha perdido desde hace tiempo y continuó aceleradamente su declive cuando pasó a ser propiedad de Time Warner, el tercer conglomerado mundial de medios y entretenimiento en el mundo, a su vez propiedad del gigantesco pulpo AT&T, con multimillonarias ganancias anuales”