Esta es la nueva "pesadilla" de los usuarios de #iPhone



Apple repite error. Aunque de momento no lo ha confirmado pero la realidad, en base a las denuncias de varios usuarios, es que la actualización de iOS 10.2 está causando problemas en la batería de diferentes iPhones. Un «bug» que ya se ha bautizado como «error de batería del 30%».
Hace varias semanas que lo que comenzó siendo una denuncia de unos pocos, se está convirtiendo en un fallo multitudinario. Y es que desde que Apple lanzase la actualización de su sistema operativo, para que, por ejemplo, se puedan utilizar los recién lanzados AirPods, el rendimiento de los iPhones se está viendo afectado.
Al parecer, iOS 10.2 está afectando a la batería de todos los terminales excepto a iPhone 7 y 7s. Una vez que el usuario instala esta última versión de software, cuando al terminal le queda un 30% de batería, se apaga de manera fulminante, tal y como relata «Forbes».
Hasta ahora, los de Cupertino han reconocido un error en la batería del iPhone 6s y Apple está reemplazando de manera gratuita las baterías de estos terminales. Sin embargo, de momento no se han pronunciado en torno al error que está dando iOS 10.2 mientras que los comentarios en la página web de soporte de Apple crecen cada día porque una vez instalada la última actualización no se puede volver atrás.

Apple guarda silencio

«Mi iPhone 6 (128 GB) se comporta normal hasta que llega al 30% de carga, cuando se apaga si no lo tengo enchufado», relata uno de los usuarios. Otro asegura sufrir el mismo problema a pesar de desactivar los datos móviles, el Bluetooth, la geolocalización, etc. «He preguntado @AppleSupport en Twitter un par de veces y han ignorado las dos preguntas», denuncia.
Ahora, toca esperar la reacción de la compañía mientras los usuarios siguen denunciando cada día la situación. Es probable que hasta que no lancen una nueva actualización, los clientes de Apple sigan teniendo el mismo problema. Y es que su política es clara: «Con el fin de proteger a nuestros clientes, Apple no revelará, discutirá ni confirmará problemas de seguridad hasta que se haya llevado a cabo una investigación y estén disponibles las revisiones o las versiones necesarias»