El mensaje de fin de año de Antonio Ledezma: Sólo con #libertad habrá Feliz Año



El Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma y su esposa Mitzy Capriles enviaron una salutación al pueblo venezolano en vísperas de año nuevo.
El mensaje dirigido a la pobalción civil y a las Fuerzas Armadas, reitera la necesidad de una lucha unitaria para lograr una salida a la actual crisis. Igualmente enfatiza la importancia de respetar a la Asamblea Nacional sin dejar de lado que el parlamento tiene una "cuenta pendiente" con los venezolanos.
Lea el mensaje completo del alcalde Ledezma y su esposa:
Mensaje a Venezuela de Antonio y Mitzy Capriles de Ledezma
Sólo con libertad habrá Feliz Año
Con irrenunciable optimismo y sentido de responsabilidad con Venezuela, presentamos a nuestro pueblo, incluidos los que llevan uniforme y sostienen las armas de la República, nuestras palabras de compromiso con la verdad en este nuevo año.
Para poder decirnos Feliz Año 2017, es necesario constituir un gran escenario de lucha unitaria que sirva como instancia de trabajo limpio, con estrategias consustanciales con la ética y la responsabilidad con la historia que nos corresponde vivir. En ese sentido continúa invariable el mandato que nos dio el pueblo en las pasadas elecciones del 6 de diciembre de 2015. Ese mandamiento se debe entender como la Transición Democrática que haga posible revertir esta dolorosa situación política, económica, social y moral, que hace sufrir a todas las familias venezolanas.
La Asamblea Nacional tiene una cuenta pendiente con los ciudadanos, nos referimos al acuerdo parlamentario sancionado en el año que despedimos, que declaró dictatorial al actual gobierno y por lo que tiene previsto debatir sobre el abandono del cargo por parte de Nicolás Maduro, mientras que invoca la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.
Cuanto hubiésemos deseado enviar este mensaje de año nuevo en otros términos, pero el peor servicio a la patria es colocarnos de espaldas a su tragedia, negar la crisis o prestarnos a que sobreviva sobre sus ruinas un régimen que la destruye. Esta es una hora en las que hay que hacer sonar las campanas de valentía y determinación. Sí, de más coraje y coherencia, de más unidad y desprendimiento, de más sacrificios y esfuerzos, entendiendo que para nosotros lo esencial es la libertad de Venezuela, prisionera de un régimen que ha conculcado los más elementales derechos de los venezolanos, todo lo demás es accesorio.
Nada vale más que la recuperación de las libertades públicas, nada está por encima de los intereses generales de todos los venezolanos. Esa ha sido la ofrenda de los presos políticos, de los exiliados, de los expropiados, invadidos, asaltados, torturados y asesinados, y de los ciudadanos en general afligidos por los desenfrenos que ocurren en una Venezuela escarnecida.
Presumimos la vergüenza de nuestros militares de ser ligados con tantos sucesos bochornosos e inconcebibles. Venezuela requerirá de sus Fuerzas Armadas para apuntalar una etapa de transición que surja del camino constitucional. El daño moral es evidente y repararlo es tarea muy exigente para todos, incluidos los soldados ciudadanos. Pensamos que ese es el deterioro más profundo, incluso que el económico y social, que al igual que la infraestructura malograda, podrán ser levantados, mientras rehacemos los valores y virtudes marchitas. La FFAA “vale más que un pernil”, vale una historia y tiene un compromiso moral con el presente y futuro de Venezuela.
El artículo 328 de nuestra Constitución Nacional, citado en varias oportunidades por el Gral. Padrino López, es el punto de encuentro con la sociedad democrática venezolana. Vamos a luchar aferrados a las convicciones que nos identifican, seguros de que nuestra siembra dará frutos satisfactorios para todos los venezolanos, porque este es el mejor país del mundo, por sus glorias bien ganadas, por sus recursos, especialmente su gente con sus talentos puestos al servicio de esta noble y hermosa causa por la libertad y el progreso que merecemos.

Fuente: 2001