Ir al inicio
Quiénes somos y contactos


El año 2016 durará un segundo más

Un segundo extra se añadirá a los relojes de todo el mundo a las 23 horas, 59 minutos y 59 segundos Tiempo Universal Coordinado (UTC), es decir, que el año 2016 durará un segundo más. Este es un procedimiento establecido desde la década de 1970 para mantener una relación entre el Tiempo Universal Coordinado (UTC) y una medida del ángulo de rotación de la Tierra en el espacio (UT1). Para determinar la UTC, se genera primero una escala de tiempo secundaria, el Tiempo Atómico Internacional (TAI); consiste en la UTC sin segundos intercalares.

Cuando el sistema se instituyó en 1972, la diferencia determinada entre la TAI y la UTC era de 10 segundos. Desde 1972, 26 segundos bisiestos adicionales se han añadido a intervalos variables de seis meses a siete años, con el más reciente insertado el 30 de junio de 2015. Según señala el US Naval Observatory, después de la inserción del segundo intercalar en diciembre, la diferencia acumulada entre la UTC y la TAI será de 37 segundos.

Alrededor de 500 a 750 días, la diferencia entre el tiempo de rotación de la Tierra y el tiempo atómico sería aproximadamente un segundo. Por ello, un segundo se inserta para acercar las dos escalas de tiempo. Si bien podríamos cambiar la hora de un reloj atómico, no es posible alterar la velocidad de rotación de la Tierra para que coincida con los relojes atómicos. La Tierra no es estable en su movimiento y velocidad, sobre todo a causa del viento, que al colisionar con las cordilleras puede llegar a acelerar o decelerar la velocidad de rotación de nuestro planeta.

Por esa razón, el segundo intercalar se empezó a aplicar en 1972. Desde entonces se han sumado un total 26 segundos intercalares, siempre el 30 de junio o el 31 de diciembre. Ello provoca no pocos líos en la gente, además de que puede perturbar el funcionamiento de algunos programas informáticos. Por esa razón, la Unión Internacional de Telecomunicaciones insiste en que, para ahorrarnos tantos reajustes, nos pongamos todos de acuerdo para añadir una hora cada 600 años y nada más.