Día de Santos Inocentes o de travesuras. Por: (@yosmarlygonzlez)



Cada 28 de diciembre, desde hace siglos se celebra en muchos países el Día de los Santos inocentes.
De acuerdo con la tradición cristiana, el rey Herodes, por miedo de ser destronado, ordenó a sacrificar todos los niños menores de 2 años cuando supo por los reyes magos que iban en búsqueda del Mesías, el Rey Salvador.

Jesucristo no murió en ese momento. Según lo que explicó el párroco de Juan Griego, presbítero José Jesús Velásquez Quijada, hoy se ofrece una misa en memoria de estos infantes y además permanecer en oración “por aquellos inocentes que todavía existen en nuestra sociedad”, agregando que el aborto es un ejemplo de esto.
Sin embargo, el origen religioso ha cambiado hacia la broma y el buen humor, pues las personas suelen hacer travesuras para reírse de los demás. En este día se acostumbra a usar la expresión “Caíste por inocente”, luego de hacer una travesura al amigo o a un pariente.

Glesymar Corzo, habitante de Pedregales, expresó con una sonrisa en sus labios que en una oportunidad en su trabajo le dieron a tomar café con sal.

Francis Marín, residente de Juan Griego, dijo que su hermana hace unos años le colocó pasta dental en la mano, mientras estaba durmiendo, y al despertar se frotó la cara y se “picó” los ojos. Añadió de manera jocosa que en otra oportunidad le dieron un regalo “malo”, pero no quiso revelar en qué consistió porque, según dijo, era censurado.
Otras personas, pese a que las “inocentadas” son prácticas generalizadas, no están de acuerdo pues alegan que son acciones paganas. Sin embargo, esa tradición se mantiene intacta.


Yosmarly González | @yosmarlygonzlez