¿Por qué hay personas ansiosas que se calman al ver #peliculas de #terror?



uede que no tenga sentido, pero muchas personas con desórdenes de ansiedad -incluyéndome a mí- adoran ‘relajarse’ viendo una película de terror. ‘’He hablado con investigadores para descubrir el porqué. ‘’ asegura el portal británico ‘ Broadly
Como el 5% de la población en Inglaterra, sufro de un desorden de ansiedad generalizado. Cuando era una niña no me preocupaban ciertas cosas -usualmente las cosas graves en escala pero sin embargo, no me importaba tanto-. Cuando tenía 10, aprendí sobre cometas en un museo. Por semanas, me quedaba despierta por las noches pensando en la posibilidad de que un cometa podría estar llegando al planeta Tierra y haría colisión.
Como una adolescente promedio, creía que sufría de cualquier enfermedad extraña que pasaban por la TV. Estos días mi ansiedad se manifiesta en una manera tan difícil de explicarles a las persona que no la han experimentado: Imagina una leve sensación de miedo, miedo que sientes cuando estuviste ebrio y sabes que hiciste algo pero no sabes qué. Es eso, pero básicamente, todo el tiempo.
Tengo suerte de que mi ansiedad es suficientemente moderada como para controlarla sin medicación; me baso en hacer ejercicio regular, no beber mucho y tener control en mi estado mental regularmente. Pero cuando se pone muy mal, hay una solución instantánea que me hace sentir mejor: Una película de terror. Mientras más sangriento, oscuro, y perturbador,
mucho mejor. La semana pasada vi ‘Would You Rather’, una película de bajo presupuesto que tiene 2 estrellas en Netflix.

La portada es una filosa navaja justo en el ojo de alguien, casi que dentro de él. Ustedes entienden.
Cuando me di cuenta por primera vez de la efectividad de esta manera tan inconvencional de lidiar con mi ansiedad, me asusté mucho. ¿Quién era, una especie de psicópata que encuentra calma por el sufrimiento de otros? ¿Soy solo yo? Pregunté e investigué en un foro acerca de este tema. ¿Hay algo malo en mí?
Mientras las películas de terror no son una verdadera manera de buscar ayuda médica si la necesitas, yo estaba, sin embargo inundada con repuestas de personas diciendo que se habían dado cuenta de la misma idea. ‘’También me he fijado que las películas de terror me hacen sentir bien’’ dijo un usuario. ‘’Crea una diferente ansiedad, una que no es acerca de mí, sabes?’’.
‘’¡SÍ!’’ otro dijo. ‘’Pienso que es debido a que estás asustado o ansiosos por una verdadera razón.’’
‘’Me preocupo cuando alguien va a irrumpir un lugar o cuando voy a ver un fantasma’’, confirmó un editor de Reddit, ‘’versus cualquier otra cosa tonta que me haya preocupado más temprano’’.

Para descubrir por qué las personas ansiosas como yo se ‘’automedican’’ con las películas de terror, hablé con el Dr. Mathias Clasen de la Universidad Aarhus en Dinamarca. Él ha estado estudiando los efectos psicológicos en las películas de terror por 15 años. ‘’Exponerse a películas de terror puede ser gratificante cuando las emociones negativas causadas por la película son manejables,’’ explicó el Dr. Clasen. ‘’Además, hay distancia psicológica cuando vemos una película de terror. Sabemos que no es real -o al menos, algunas partes de nuestro cerebro saben que no es real. Otras partes- estructuras de ansiedad localizadas en el sistema límbico- responde como si fuese real’’.
Explicó que esto crea una respuesta buen o mala, pero lo reducen a un ambiente controlado. ‘’No estoy sorprendido de aprender que algunos individuos ansiosos encuentran las películas de terror como una terapia’’, dijo. ‘’El género nos permite de forma voluntaria -y bajo circunstancias controladas- obtener experiencia con emociones negativas’’.
El Dr. Classen me aseguró que no estaba en una espiral fuera de control o dentro de un juego de ‘Freddy Krueger’, pero sus teorías no explicaron realmente por qué el sentirse asustado era paradójicamente el resultado de hacerme estar calmada por el resto de la película. En otro foro, socialanxiety.com, un usuario hizo una teoría, ‘’La adrenalina me hace olvidar -mi ansiedad- por un raro’’.
¿Me estaba quitando a mí misma mis propios miedos al exponerlos contra la pantalla de asesinos seriales?
Cuando una persona ansiosa ve una película de terror, están bajando nuestros niveles de ansiedad como una forma psicológica de afrontar la real? O básicamente estamos distraídos por la adrenalina? La Dra. Maria Ironside está conduciendo una investigación en la Universidad de Oxford acerca de la ansiedad y depresión usando algo llamado ‘’simulación del cerebro no invasiva’’.
En efecto, ella pasa pequeñas corrientes eléctricas hacia los cerebros de sus voluntarios y graba los efectos en grupos con y sin ansiedad. Le pregunté que qué es lo que está sucediendo en mi cerebro cuando me siento ansiosa, científicamente hablando. ‘’Hay una parte del cerebro que está en gran parte con una señal de peligro’’, dice la Dra Ironside.
‘’Esto se llama la amígdala. Los estudios han mostrado que las personas con gran rasgo de ansiedad -lo que significa, personas muy ansiosas- y los desórdenes de ansiedad tienen una amígdala hiperactiva, comparada con personas sanas’’.
Le pregunté a la Dra. Ironside por su opinión en las teorías acerca de la ansiedad y la adrenalina. ¿Podría mi reacción por las películas de terror ser explicada en esta manera? ‘’La investigación muestra que si las personas ven repetidamente la imagen de una cara asustada en un experimento, la reacción de su amígdala disminuye con el tiempo’’.
En las terapias por fobias, los pacientes están expuestos a la raíz de su fobia (por ejemplo, lugares cerrados o arañas) y, con el tiempo ‘aprenden’ que no está asociado a algún resultado negativo y por lo tanto hay menos miedo en su fobia. Esto es similar a tu idea acerca una película de terror, aunque no estoy segura si funcionaría como pienso que este tipo de enfoque necesite ser más dirigido a miedos específicos’’.
Siempre he amado el horror, desde entonces cuando era esa nerviosa y paranoica chica. Mis pijamadas favoritas eran en la casa de una amiga con su hermano mayor y un montón de películas de VHS: Pesadilla en la calle Elm, El Exorcista, Halloween. Todas vistas con volumen bajo, muy bajo, en caso de que los padres entraran a la habitación y nos atraparan, sentados muy cerca de la pantalla, envueltos en nuestras cobijas y sintiéndonos como conspiradores.
Steph Hovey, un asistente psicológico en el Centro Tavistock y el Gran Hospital Ormond Street en Londres, me dijo que ‘’la ansiedad puede desarrollarse por experiencias en nuestra niñez que afectan la manera en la que vemos al mundo como adultos’’.
Así que, quizás, para mí, una película de terror es acerca de afrontar el miedo, en un ambiente seguro y con ayuda de alguien en quien confío. ‘’Los recuerdos de disfrutar las películas de terror con tus amigos cuando eras más joven puede estar ayudándote a lidiar con tu ansiedad, frenándote a sobrereaccionar. Porque has encontrado estos sentimientos de nerviosismo y miedo antes, pero sabes que nada malo sucedió de hecho, quizás estés más preparado para lidiar con esos sentimientos ahora’’.
De acuerdo a la Anxiety UK, la ansiedad ha llegado alta: Más del 12.8% de las personas son diagnosticadas con la condición que han tenido desde hace 14 años. Con tantas cosas por preocuparse hoy en día, desde pandemias virales a el terrorismo internacional, el Bréxit y Trump, esto no parece tan sorprendente.
Hace un par de años, mi compañero de cuarto, George y yo nos aventuramos a ver una maratón de ‘Saw: Juego del Miedo’. Vimos cada película durante el fin de semana. Fue muy divertido, y semanas después hicimos lo mismo con ‘Actividad Paranormal’. Se convirtió en nuestra pequeña tradición. Parece ser que ver una película de terror con alguien más es una experiencia que los une. Como comer algo increíblemente picante, es algo un poco loco pero es sumamente seguro que sientas que ustedes lo ‘’superaron’’ juntos. Quizás nunca sepa por qué las películas de terror funcionan para mí, pero en un mundo que cada día da más miedo, puedes superarlo a través de algo que dé miedo -aún si es solamente ficción- puede ser extrañamente calmante.
Laura Ruiz / Informe21