Las mejores frases de Bob Dylan, Premio #Nobel de #Literatura 2016



Bob Dylan ganó hoy el premio Nobel de Literatura 2016 por crear una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción americana, recordamos algunas de las frases más emblemáticas en la carrera del músico estadounidense.

A continuación una recopilación de las frases más destacadas de Dylan:

-“Nadie es libre. Hasta los pájaros están encadenados al cielo.” (1963)
-“¿Qué cuál es mi mensaje? Ten buena cabeza y lleva contigo una bombilla.” (Rueda de prensa, bromeando con una bombilla enorme en la mano, Londres, 1965.)
-“La muerte no llama a la puerta. Está ahí, presente en la mañana cuando te despiertas. ¿Te has cortado alguna vez las uñas o el pelo? Entonces ya tienes la experiencia de la muerte.” (Malibú, enero de 1978.)
-“Yo solo soy Bob Dylan cuando tengo que ser Bob Dylan. La mayor parte del tiempo quiero ser yo mismo. Bob Dylan nunca piensa sobre Bob Dylan. Yo no pienso en mí mismo como Bob Dylan. Es como dijo Rimbaud: Yo soy el otro.” (Biograph, 1985.)
-“Si no tuviera dinero, podría ir de un lado a otro siendo invisible. Pero actualmente me cuesta dinero ser invisible. Es la única razón por la que necesito dinero.” (A Robert Shelton, 1966.)
-“Yo no tengo esperanzas de futuro y sslo espero tener suficientes botas para cambiarme.” (San Francisco, 3 de diciembre de 1965.)
-“Yo no tengo una voz bonita. Yo no sé cantar bonito, y además no quiero.”
-“Cualquier cosa que puedo cantar, la llamo una canción. Cualquier cosa que no puedo cantar, la llamo un poema. Cualquier cosa que no puedo cantar y es demasiado larga para ser un poema, la llamo una novela.”

-“Si no fuera Bob Dylan me gustaría ser Leonard Cohen.”
-“Las canciones están ahí. Tienen una existencia propia, y lo único que esperan es a que alguien las escriba.”
-“Una canción es una experiencia: no hay necesidad de entender las palabras para entender la experiencia. Intentar entender el significado completo de las palabras puede destruir el sentimiento de la experiencia como un todo.”
-“Cuando yo muera, la gente va a interpretar todo de mis canciones. Van a interpretar hasta la última puñetera coma. Ellos no saben lo que significan las canciones. Mierda, ni yo mismo sé lo que significan.”
-“¿Qué cómo son mis canciones? Pues mire, tengo canciones de cinco, de seis, de siete, de ocho, y aunque usted no se lo crea, hasta de diez minutos.”
-“Lo que más puedo esperar es cantar lo que pienso, y quizás evocar algo en los demás. No me insultes diciéndome que soy una persona con mensaje. Mis canciones no son más que un diálogo conmigo mismo.”
-“¿Sabes? todas mis canciones podían estar mejor escritas. Esto es algo que me preocupaba antes, pero ya ha dejado de preocuparme. Nada es perfecto, y por eso no tengo por qué esperar que yo sea perfecto.”
-“Mis canciones solían tratar sobre lo que sentía y veía. Mis otras canciones, como mínimo, trataban sobre la nada. Las más recientes tratan sobre la misma nada, sólo que vista desde dentro de algo más grande, que quizás se llame ninguna parte.”
-“Todavía no he escrito nada que me haga dejar de escribir. No he llegado al lugar al que llegó Rimbaud cuando decidió dejar de escribir y se fue a vender armas a África.”
-“Las canciones me llegan cuanto mas aislado estoy en el espacio y en el tiempo.”
-“Las canciones son justamente pensamientos. Por un momento paran el tiempo. Escuchar una canción es escuchar algunos pensamientos.”
-“Si yo hubiera sido un fan de Dylan Thomas me habría llamado Bob Thomas y cantaría sus poemas.”